¿Cómo cambiar la cuerda de una persiana?

como cambiar la cuerda de una persiana

Cuando existe alguna avería en tu persiana, mayormente se debe a la cinta. Muchas veces ocurre que, cuando la subes, se ha roto y por lo tanto ni sube ni baja más como debe ser.

También puede ocurrir que has forzado el sistema en un intento de subir o bajar la misma por completo, pero se empeoró el problema. Pero, descuida, todo se puede resolver sin tantas complicaciones.

Por lo general, la reparación de la cuerda de la persiana no es tan complicado. Pero, requiere que sepas un poco de bricolaje y un tanto de maña para entender cómo funciona el mecanismo, para así repararlo.

En el caso que no tengas conocimientos de bricolaje o se te haga complejo entender toda la explicación que te vamos a dar, es preferible que llames a un profesional y así evitas dañar tu persiana o su mecanismo por completo.

Tipos de persianas y de cuerdas que pueden tener

Antes de dar la explicación de cómo cambiar la cinta de tu persiana, es necesario indicar cuales son las posibles persianas que tienes. Puedes conseguir persianas confeccionadas con los siguientes materiales o estilos:

  • PVC,
  • Aluminio,
  • Bambú,
  • Madera,
  • Antigua,
  • Clásica,
  • Moderna,
  • Compacta,
  • Enrollable.

A pesar de existir todos estos tipos en el mercado, no debes fijarte en estas características. De hecho, debes apreciar en qué forma está incorporada la cinta de la persiana, las cuales se dividen en dos tipos:

cambiando-cinta-de-persiana

Cuerda incrustada en la pared

De este tipo de cómo recoge la cuerda están elaboradas persianas más antiguas. Ciertamente, estas tienen un cajón de madera que está incrustada en la pared y su tapa también es de madera.

Cuerda sobrepuesta

En este caso, gran parte de las persianas modernas sobreponen el cajón a la ventana, el cual es de aluminio. Por dentro, es de plástico o también de aluminio y es la parte que va atornillada a la pared.

¿Cómo cambiar de una persiana?

Puede que los tipos de incrustaciones de las cintas de las persianas sean distintos. Pero, a los fines de su reparación, su mecanismo es básicamente el mismo, la dificultad dependerá de la forma en que haya sido instalado el cajón que guarda la cinta.

Por ejemplo, los tornillos en la tapa pueden estar delante o detrás de la ventana y, en el momento de su instalación, no tomaron previsión del espacio para que calce un destornillador y puedas dar vueltas a los fines de liberar los mismos. Este caso, al no haber espacio suficiente, resulta casi imposible de poder quitar la tapa.

Cambiando la cinta de tu persiana

Esperando que el caso antes señalado no sea el tuyo, antes que nada, debes indagar cuál es el tipo de cinta que necesitas y tenerla a la mano al momento de su cambio. Seguidamente, debe seguir los pasos que te indicamos a continuación para cambiar la cinta de tu persiana:

  1. Desatornilla los tornillos que sujetan la tapa del cajón donde se guarda la cuerda de la persiana. De esta manera, podrás apreciar polea que permite subir y bajar la misma.
  2. Debes bajar por completo la persiana y seguidamente desprender la misma del eje. Puedes conseguirte con distintos métodos de instalación, bien sean tornillos, trozos de cinta o pinzas metálicas, sea lo que sea, es importante que las sueltes todas para que puedas separar la persiana del eje.
  3. Una vez suelto todo, ahora es momento de quitar por completo la cinta que está rota.
  4. Dependiendo del eje que tenga tu persiana, necesitarás sacarlo o permanecer en el mismo lugar a los fines insertar la nueva cuerda. Aquí debes prestar mucha atención en el sentido que debes meter la cinta, bien sea que la debas introducir en un sentido o debas pasarlo a través de un rodillo o hueco.
  5. Ya colocada la cuerda al eje, debes enrollarla dentro de la polea en el sentido contrario cuando vas a subir la persiana. Hazlo con cuidado y toma tu tiempo para que quede bien.
  6. Cuando hayas enrollado la cantidad suficiente y quede por debajo del recoge persiana o esté por encima de la polea, corta el posible excedente.
  7. Ahora es momento de insertar la persiana al eje como estaba antes y prueba que está sube y baja de la manera correcta.
  8. En cuanto al recoge cinta, debes abrirlo y verificar que no quede cuerda vieja, para que puedas enrollar correctamente la persiana y, durante este proceso, se irá sacando todo lo que quedó de la cinta vieja.
  9. Finalmente, ya tienes tu persiana en total funcionamiento, con una nueva cuerda que te facilitará abrirla y cerrarla.

Guía visual para cambiar la cuerda de tu persiana

Si esta explicación no te ha quedado muy clara o eres de las personas que aprenden mejor visualmente, también puede guiarte por el vídeo que te dejamos a continuación:

A pesar de todas las explicaciones y vídeos todavía no estás seguro de cómo cambiar la cuerda de una persiana, es preferible que llames a un profesional. Es mejor gastar unos pocos euros en una reparación que tener que hacer un gasto mayor en comprar una nueva persiana por completo.

¿Cómo saber si se cambió bien la cuerda de la persiana?

Si la persiana sube y baja, este no es un indicativo total que indique que esté bien instalada. Ciertamente, lo que determina su efectivo cambio es que esta se sostenga a cualquier nivel que la coloques.

Para saber más información sobre los costes de las cuerdas
persianas y más accede aquí

En el caso que esto no ocurra, puede que no hayas pasado la cinta por todos los orificios y poleas que son necesarios para un buen funcionamiento. Si te llega a pasar esto, deberás desmontar todo lo que has hecho y volverlo a colocar de la manera correcta.

Te recomendamos antes de sacar todo, toma fotos con ayuda de tu móvil. De esta manera, podrás guiarte como es la instalación adecuada y como es el orden de pase de toda la cuerda de la persiana.

¿Cada cuánto tiempo se debe cambiar la cuerda de una persiana

Realmente no existe una fecha de caducidad cierta de estas cintas. Tan solo debes prestar atención cuando estas tengan sus bordes muy gastados y exista el riesgo de romperse en cualquier momento.

Si te gustó la información y te sirvió de mucho, no dejes de compartirla en tus redes sociales, para que otros también puedan por sí mismo cambiar la cuerda de la persiana

Escrito por